Entradas

Los comedores escolares y la fantasía.

  “Este es un producto natural. Colorante autorizado, azúcar refinado. Esto está envasado al vacío. Y tiene la fecha de caducidad. (…) Controlamos tu seguridad. Si la espichas y te enterramos. Enterrador con guantes higienizados. (…) Come mierda vitaminada. Come mierda concentrada. Come mierda deliciosa. Come mierda y págala. (…)” Come mierda, LaPolla Records, Salve, 1984.   Gastronomía adultocéntrica. Me dispongo a escribir un texto sobre cosas tan cotidianas como la escuela y la alimentación y tengo la curiosa sensación de que va a salir un artículo de ciencia ficción. Vamos a ello. Un buen punto de partida es reflexionar sobre el lugar que tiene la comida en el disfrute y la socialización adulta, y ver qué de todo eso traspasa los muros de los colegios. Qué maligna magia opera en el sistema educativo que es capaz de transformar el deleite en maltrato y la gastronomía en avituallamiento. Hay consenso en que la gastronomía es cultura y hay consenso en que las escuelas son

10 argumentos que hacen de “Turning Red” una joya pedagógica.

Insumisión a la propaganda de guerra. #UcraniaRusia